Conocimiento

Fundacom > Conocimiento

Comunicación post apocalipsis

28 octubre 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en Comunicación post apocalipsis | Conocimiento

Los psicólogos dicen que se necesitan entre veintiún y veintiocho días para adquirir un nuevo hábito. Esto quiere decir que, si durante veintiocho días nos levantamos todas las mañanas a hacer ejercicio, al cabo de un mes habremos generado la disciplina suficiente para continuar haciéndolo sin que represente un suplicio despertarse a las 5:30 am.

 

En México hemos estado casi seis meses en confinamiento – sin haber sido obligatorio como en otros países de Latinoamérica – como resultado de la emergencia sanitaria. ¿Se ha preguntado usted cuántos hábitos nuevos, buenos o malos, ha generado durante estos casi ciento ochenta días?

 

Ante este escenario, y considerando que la mal llamada “nueva normalidad” se extenderá por al menos doce meses más las organizaciones deben contemplar que, así como su negocio no volverá a ser el mismo, su forma de comunicarse también deberá ajustarse a los nuevos hábitos de consumo de la gente.

 

El confinamiento no solo ha generado cambios significativos en las costumbres, sino que hemos tenido largo tiempo para reflexionar qué queremos hacer de nuestra vida si es que podemos volver a dinámicas como las que teníamos.  En Burson Cohn & Wolfe identificamos siete tendencias que han cambiado el comportamiento de la gente, y que a su vez alterarán la forma en que las marcas y empresas operan… y se comunican:

  1. La familia y el individuo son la máxima prioridad.
  2. La comunidad es fundamental.
  3. La “híper consciencia” alrededor de la salud.
  4. La necesidad de fuentes de información confiables.
  5. El movimiento hacia la interacción remota.
  6. El cambio en los hábitos de consumo.
  7. El mayor involucramiento de grupos de interés.

 

Estas tendencias nos permiten vislumbrar los escenarios que podríamos enfrentar hacia el 2021 y que, como especialistas en comunicación, debemos asegurarnos contemplar para que nuestras organizaciones desarrollen también una especie de inmunidad ante embate de la COVID-19, o lo que podría llamarse “resiliencia corporativa” ante las secuelas de la pandemia.

 

Vale la pena tomar un tiempo para hacer una pausa y comenzar a hacer el replanteamiento de nuestra comunicación, no solo para los próximos doce o veinte cuatro meses como solía hacerse en el pasado, sino para lo que podría ser un nuevo mundo post pandemia. Lanzo aquí algunas reflexiones:

 

Si al menos el 50% de su comunicación no es aún digital, prepárese a sufrir. Lo he comentado en el pasado: “social listening is the new black”, la escucha activa en redes sociales es el punto de partida para fundar toda nuestra estrategia de comunicación. ¿Es que acaso alguno de nuestros grupos de interés no utiliza y se informa a través de medios digitales? Zoom, Google Meets y Microsoft Teams nos han dejado claro que la comunicación sin video ya es prácticamente inimaginable, que las experiencias de marca pueden hacerse virtuales usando tecnologías y creatividad, y que la comunicación basada en datos (data analytics) la hace más precisa y orientada al negocio que nunca. Las áreas de comunicación que insistan en medir el éxito basado en número de notas publicadas pronto pasarán a ser parte de los innumerables “casos de fracaso”.

 

Las fuentes de información confiables se han vuelto más importantes que nunca. La pandemia nos demostró lo importante que es contar con autoridades en materia de salud y opiniones científicas para manejar la crisis y llevar tranquilidad a millones de personas. Evidenció también lo peligrosas que se han vuelto las noticias falsas y la comunicación que no está basada en evidencia. Si somos auténticas fuentes de referencia, hoy la sociedad estará más sensibilizada a escucharnos.

 

Los verdaderos líderes pelearon por la causa, los imitadores se desvanecieron. ¿Cuántos de los CEO’s listados en rankings de líderes empresariales se desvanecieron durante la pandemia? ¿A cuántos de ellos vimos realmente tomar la iniciativa y liderar con hechos, no solo con palabras, a sus empleados, a sus socios de negocio, a todo su ecosistema en medio de la crisis? La pandemia puso a prueba los liderazgos genuinos y de aquí en adelante lo que se esperará de las cabezas de las organizaciones es que no solo sean extraordinarios hombres de negocios, sino que tengan un lado humano que sirva de ejemplo e inspire a toda la sociedad.

 

La responsabilidad social pasó de ser algo “lindo de tener” a “la razón de ser”. De súbito pasamos de hacer donaciones misericordiosas y filantropía mercadológica, a buscar contribuir mediante acciones de verdadero impacto social para salvar vidas humanas. Las marcas y empresas mostraron, quizá por primera vez, su verdadero sentido y misión en la sociedad, en ocasiones complementando la labor de los gobiernos que se vieron superados por la pandemia. Pasaron de “vender” a “hacer”, y se volvieron más “humanas” a los ojos de la sociedad. La gente ha sido testigo de lo que las empresas y marcas son realmente capaces de hacer por la humanidad.

 

Ante el golpe económico que ha generado la pandemia, muchas empresas no dudaron en recortar sus áreas y esfuerzos de comunicación. Hacer eso en medio de una crisis como la que vivimos – que encima, va a arreciar – es el equivalente a un náufrago que queda flotando en medio del mar, y que pierde la voz al tiempo que pasa junto a él un bote salvavidas. Dejar de comunicar, y no solo de hacerse visibles sino de hacerse relevantes ante los grupos de interés en este escenario cuasi apocalíptico, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de la organización.

KEEP READING

Liderazgo de combate para tiempos inciertos

28 octubre 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en Liderazgo de combate para tiempos inciertos | Conocimiento

En estos tiempos inciertos, el liderazgo de combate se hace imprescindible para luchar contra la desesperanza, la fatalidad, el miedo y crear equipos de élite comprometidos con la victoria. ¿Se imagina en terreno enemigo luchando sin una estrategia, saltando de la trinchera sin un propósito, arrastrando los pies, sin la determinación férrea de luchar o morir? En el mundo de la empresa no es diferente. Solo sobreviven los que centran su empeño en ganar y hacen todo lo honestamente necesario para conseguirlo.

 

Se ha acabado el verano y hemos sobrevivido al virus, pero hemos desembarcado en una grave crisis planetaria de empleo, economía y liderazgo. Las nubes de la incertidumbre y el miedo están sobrevolando de nuevo sobre nuestro futuro para formar la tormenta perfecta. ¿Qué podemos hacer para que nuestra empresa o empleo no se hundan? No cabe duda de que lo único que depende de nosotros es la actitud y nuestra capacidad para afrontar este desafío. Lideres y equipos pertrechados con sus mejores armas serán los últimos responsables de sacar adelante nuestra economía. De nada valdrá quejarse, llorar, la tecnología, el teletrabajo, las ayudas o los convenios, si al final no desembarcamos con toda nuestra fuerza, determinación y coraje para alcanzar la victoria.

 

Las empresas que sepan tratar a sus equipos como comandos y  a sus empleados como soldados de élite, despertarán en ellos un orgullo de marca que les harán dar un servicio de excelencia que inevitablemente hará crecer la cuenta de resultados. No son tan diferentes los desafíos a los que se enfrenta un policía o un soldado, de los que asume un empresario, un comercial o cualquier autónomo del mundo. Al fin y al cabo, su vida, reputación y el pan de sus hijos está en juego. El comando se pondrá el casco, sus botas, se armará hasta los dientes y se dispondrá a librar su batalla. El civil cuando se ponga su traje, se anude sus zapatos y coja su ordenador debe de saber que deja de ser el padre o la madre y se convierte en el soldado, trabajador que sin excusas ni concesiones tiene que volver a casa vivo y con el deber cumplido. Su misión no es solo sobrevivir. Su misión con bien dijo Winston Churchill es la victoria.

 

El líder ejemplar debe poner a su equipo en el centro. Las personas queremos que se nos trate como seres humanos, no como instrumentos para el éxito. En la guerra, en la trinchera, en el asalto a un piso franco o delante de una bomba, no valen las medias tintas. O me cubres la espalda o me la das. Si estoy aquí en medio de esta debacle es porque soy tu hermano de armas, porque juré cumplir con mi deber y porque me importas. Solo da la orden y entraremos a muerte. Este es el espíritu de un equipo de élite. No encuentro mejor manera de ganar cualquier batalla. Muchas unidades de élite están plagadas de personas de carácter fuerte, decidido, con una fuerte personalidad que no se doblega ante la autoridad. Solo siguen al valiente, al que respetan y admiran por sus cualidades de mando o liderazgo. No son borregos y desafían a aquellos que apoyándose en el cargo se creen capacitados para influir sobre los hombres que saben de su valor, de su capacidad y son conscientes de que han elegido una profesión donde los fallos se pagan con la vida y eso merece un respeto.

 

Estos hombres no necesitan de disciplina, ni de motivación externa. La traen de serie. Esta autodisciplina es muy superior y no necesita de supervisión. No les mueve el dinero, ni el reconocimiento. Su motivación nace de la satisfacción del trabajo bien hecho, de superar sus límites, del cumplimiento del deber adquirido y de llegar donde la mayoría no irían ni por todo el dinero del mundo. Este orgullo de pertenencia les da un propósito a sus vidas y se sienten dignos de su responsabilidad.

 

Esta disciplina se pone a prueba cuando las circunstancias se tornan adversas, cuando la amenaza es tan grande que hasta el más valiente tiembla. Delante del miedo es donde la disciplina y el coraje se reafirman o se derrumban. El líder de combate lo es porque se ha ganado el respeto y la admiración de aquellos a los que sirve y dirige por su ejemplo de honradez, competencia y valentía. Su primer objetivo es conocer de corazón a todo su equipo en lo personal y en lo profesional, preocuparse por sus familias, detectar cuál es su motivación para el trabajo, cuáles son sus sueños dentro de la empresa y detectar sus talentos. Cuando este trabajo esté hecho, entonces podrá pensar en empezar a liderar dando ejemplo de todo aquello que espera de sus hombres.

 

El líder ejemplar no hace las cosas por obligación, su vocación es de servicio. La actividad puede ser difícil o desagradable, pero desde el momento que decide que lo va a hacer, su trabajo está al servicio de los demás, de su equipo o de los clientes. En el liderazgo de combate hay mucha grandeza y respeto por las personas que forman el equipo. Si cada uno de sus miembros trabaja por ese bien común, los lazos de amistad serán más fuertes y el agradecimiento creará un ambiente donde trabajar, se convertirá en una demostración de servicio, de yo puedo, yo valgo y aquí soy útil y necesario.

 

La camaradería que se respira en el combate, es un lazo que une a las personas cuando estas deben de dar más allá de lo que justamente les pagan. Sin este afecto es difícil ganarse el cariño y la admiración de los subordinados. Estos hombres obedecen ciegamente y dan lo mejor de sí mismos cuando a quien da la orden se le respeta no por su graduación, sino por saber que ellos le preocupan y que llegado el momento también pasaran a la acción a sangre y fuego cumpliendo el famoso juramento de ¡todos para uno y uno para todos!

 

KEEP READING

El “Social Listening” y la polisemia del español.

28 octubre 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en El “Social Listening” y la polisemia del español. | Conocimiento

Los avances en la ciencia de datos están fijando nuevos horizontes y retos para el desarrollo e implementación de estrategias de comunicación, marketing y relaciones públicas. Las herramientas surgidas de estos desarrollos y metodologías de análisis permiten converger distintas áreas de conocimiento como las matemáticas, la estadística, la sociología y la antropología.

 

La convergencia digital con el mundo analógico nos está obligando en muchas actividades a ser multidisciplinarios y a innovar en prácticas y actividades que antes eran privativas de una profesión específica para comprender el significado de los múltiples y nuevos núcleos sociales que han surgido desde de lo que Manuel Castells definió como la «Sociedad de la Información».

 

Previo al nacimiento del Internet y al desarrollo de las redes sociales se definía como «sociedad» a un grupo de personas dentro de una región territorial determinada con costumbres compartidas. Hoy en medio de la era de la información, la diversidad personal y sociocultural que define a pequeños grupos de personas es vasta y exige el uso de nuevos procesos analíticos y herramientas que nos permitan analizar, desde las plataformas digitales a estos clusters de individuos como microsegmentos sociales. Nace la era de la escucha digital.

 

Ahora el «social listening» como se le define en inglés, funge como piedra angular para el descubrimiento y reconocimiento del Imaginario Colectivo. La recolección de datos se ha vuelto sencilla, sin embargo, el reto se encuentra en procesarlos, analizarlos y gestionarlos de forma confiable y precisa, de tal forma que nos permita tener acceso al valioso acervo inferencial relacionado con conductas, preferencias, hábitos e intereses, así como la credibilidad y la afinidad de quienes los influyen.

 

La mayor parte de las herramientas y plataformas que se utilizan actualmente para realizar este tipo análisis están limitadas al espectro cuantitativo y dejan fuera muchos elementos relacionados con la parte socioantropológica. El «sentimiento» es calificado bajo reglas semánticas del idioma inglés, sin profundizar en el contexto social, geográfico o emocional que prevalece y separa el significado del significante. El español y otros idiomas no tenían hasta hoy una forma de analizarse semánticamente a profundidad y por ello decidimos lanzar Intuaition.

 

Intuaition retoma el análisis cuantitativo y aplica, bajo modelos socioantropológicos propios, una interpretación cualitativa de la semántica de los contenidos del mundo digital.  Nuestra herramienta permite monitorear desde una perspectiva más profunda lo que se dice en el mundo digital sobre marcas, personajes o temas específicos y es capaz de comprender la polisemia del lenguaje español en distintas regiones del mundo, gracias al uso de Inteligencia Artificial para el procesamiento de lenguaje natural.

 

Una vez que somos capaces de entender el significante por encima del significado de los contenidos de la red, es posible determinar elementos cognitivos como afinidad, credibilidad y apego (bonding) y desde estas inferencias, desarrollar estrategias de comunicación más precisas y efectivas.

 

Es importante resaltar que una escucha puntual no basta para asegurar el éxito. Se requiere de monitorización perimetral de una marca o tópico, así como análisis cuantitativo, semántico y contextual en la red. El verdadero trasfondo emocional que genera afinidad y apego se encuentra «debajo» de la conversación y se interpreta desde las inferencias que nos dan a través del procesamiento de la información digital.

 

Estas nuevas herramientas y procesos están ya modificando de forma definitiva nuestra comunicación actual. Estamos transformándonos como consumidores habituales, a nuevos generadores de contenidos asociados a la conexión emocional con las marcas.

 

En un entorno violentamente evolutivo es imposible que existan verdades absolutas sobre los nuevos horizontes de la comunicación. El desarrollo tecnológico continuará generando nuevas formas de relacionamiento social y de vinculación con las empresas y las marcas. Es nuestra responsabilidad mantenernos renovados e innovando para sobrevivir como profesionales en nuestras disciplinas.

KEEP READING

¡Qué año hemos vivido! (…ó sobrevivido?)

28 octubre 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en ¡Qué año hemos vivido! (…ó sobrevivido?) | Conocimiento

Todo lo que estamos viviendo en este 2020 es novedad, en el aspecto profesional, los cambios por los que hemos pasado los últimos ocho meses han sido gigantescos.

Nunca en la historia de la actividad profesional de las Relaciones Públicas habíamos pasado por tantos cambios y esta intensa necesidad de adaptación inmediata para responder a las necesidades de nuestros clientes y empresas, hemos aprendido rápidamente a trabajar desde casa, somos unos expertos ya en las videoconferencias y eventos en línea y nos mantenemos al día en las innovaciones tecnológicas que nos permitan realizar nuestras actividades de manera más profesional.

Justo hace unos días despertamos con la noticia de que uno de los más importantes fabricantes de autos, Tesla, había decidido desaparecer su departamento de Relaciones Púbicas, si, a todos.

Profesionales que formaban parte de este gran equipo fueron reasignados a diferentes áreas con otras responsabilidades y otros se fueron a hacer PR a otras empresas.

Esto nos lleva a preguntarnos si este no será un ejemplo para las otras grandes corporaciones…

Este movimiento fue considerado por varios observadores de la industria como un movimiento para demostrar que el departamento de Relaciones Públicas de Tesla no puede competir con los casi 40 millones de seguidores de Musk, aunque también deja ver su poca tolerancia a las críticas.

Elektrek, un sitio de noticias que escribe sobre la industria de transporte fue el primero en reportar el movimiento y comentó “aparentemente decidieron que no necesitan de una buena relación con los medios”.

Este tipo de reacciones y movimientos de las grandes empresas nos obliga hoy más que nunca, a analizar la oferta de valor que ofrecemos a nuestros clientes. debemos tener muy claro lo que hacemos por ellos y con ellos.

Muy probablemente el departamento de Relaciones Públicas de Tesla tenía como objetivo primordial la relación con medios, la cual es una parte fundamental para construir una buena relación que nos permita comunicar mejor los objetivos de negocio, los productos y todo lo que sucede dentro de la empresa, pero también en caso de alguna crisis, sabemos que tendrán una actitud más receptiva y analítica para entender lo que está pasando y de esa manera transmitirlo.

El dejar a la deriva la comunicación directa con medios puede afectar a cualquier empresa. Contar con una asesoría constante de comunicación estratégica y Relaciones Públicas es un elemento crítico actualmente del manejo de la reputación corporativa.

El caso de Tesla es muy particular, su posición en el mercado le permite enfocarse mas en las relaciones con inversionistas y tratar de cubrir la parte de comunicación con sus redes sociales, para lo cual deben de tener una estrategia de comunicación determinada.

No creo que el caso de Tesla pueda ser replicado por cualquier corporación, el prescindir de una asesoría constante de comunicación estratégica es un movimiento muy arriesgado que los puede llevar a perder rápidamente el lugar que han ganado en el terreno de comunicación y reputación.

Veremos que otros cambios sorpresivos tendremos en este 2020, y las consecuencias de ellos, las estaremos comentando juntos.

KEEP READING

Responsabilidad Social en tiempos disruptivos

28 octubre 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en Responsabilidad Social en tiempos disruptivos | Conocimiento

Poco más de cinco meses de aislamiento social, en donde se ha buscado contener la pandemia, priorizando las instituciones sanitarias, la extensión de la misma y sus restricciones, han provocado disconformidad en distintos niveles de la sociedad. Este fenómeno global no sólo fragmentó y aceleró el surgimiento de nuevos líderes de opinión, sino que representó para las empresas privadas e independientes encontrar en esta nueva normalidad, un posicionamiento como referentes sociales y culturales capaces de concientizar al público.

Es indiscutible el nivel de influencia que poseen las marcas, es por ello que deben trabajar con la intención de impactar positivamente a la sociedad. Con este fin en mente, el equipo de Estrategia de Another Company, agencia regional independiente de comunicación estratégica, elaboró un reporte a partir de una vasta investigación que explica cómo las marcas pueden ser líderes sociales, culturales y políticos.

  • La Responsabilidad Social como punto de partida. Más allá de promover causas sociales, las culturas corporativas deben generar un cambio profundo e integral en su estrategia y modelo de negocio para influir verdaderamente en la sociedad. Por ello, es necesario alinear el propósito, valores, acciones y mensajes de marca para asegurar la congruencia con el contexto actual, logrando que las personas se identifiquen con su cultura -o marca- e incluso deseen pertenecer a ella.
  • Marcas con el poder de transformarnos. Si las empresas son socialmente responsables sumarán a la identidad en dos niveles. El primer nivel es el individual, aquí el consumidor busca causas con las que se identifica y que le sirven para reforzar quién es y en qué cree. El segundo es el colectivo, la conexión con personas similares a ellos genera un sentido de pertenencia y les da el poder para generar un cambio entre todos. Es importante destacar que los consumidores anhelan valores reales de marca que los ayude a convertirse en la mejor versión de sí mismos.

Jaspar Eyears, CEO y fundador de Another Company, resalta: “Lo que las empresas deben entender es que el colectivo protagonista hoy en día son las nuevas generaciones y, por ende, deben conocer qué buscan ya que ellos son el futuro. De hecho, los números indican que este segmento está dispuesto a gastar más por productos y servicios de empresas socialmente responsables: el 51% de los encuestados entre 15 y 39 años están dispuestos a pagar más por estos productos, en comparación con el 37% de los encuestados mayores de 40 años”. 

  • Las causas sociales fortalecen el relacionamiento con los consumidores. Estas causas permiten interactuar con personas de todo el mundo, fortaleciendo así un sentido colectivo de progreso. Los consumidores con mayor conciencia social son los jóvenes. De hecho, es cada vez más frecuente, que las decisiones de compra se tomen teniendo en cuenta el involucramiento social de las marcas. Durante la pandemia los usuarios se han volcado hacia las marcas que aportaron algo en este contexto.
  • Un mismo ideal en la región: la sustentabilidad. México y Argentina son los países que reúnen mayor volumen de conversación alrededor de la Responsabilidad Social. El 2019 fue un año con una gran cantidad de movimientos sociales a favor del medio ambiente.

Si las marcas deciden tomar el camino de la RSC, con el compromiso que corresponde, deberán tener en mente estas tres consideraciones que las ayudarán a iniciar el cambio.

  1. El cambio debe ser interno y externo. El liderazgo cultural se gana a partir de implementar una visión a futuro. Las marcas y el marketing ahora buscan y necesitan ofrecer honestidad y significado.
  2. La estrategia de RSC debe incluir tres factores:
  • La marca debe tener un propósito que exceda sus intereses de negocio para impactar positivamente en las urgencias sociales, tanto locales como globales.
  • Conocer tanto las motivaciones como preocupaciones presentes y a futuro del consumidor para tomar las decisiones acertadas que estén alineadas a la realidad que se vive con esta coyuntura.
  • Identificar áreas de impacto social que se ajusten a la marca, pero sobre todo a su cultura corporativa para estudiarlas y tomar la postura indicada.
  1. Niveles de participación. Dependiendo del historial de la marca y de su categoría es importante evaluar en cuál de los cuatro niveles es prudente para la empresa abanderar una causa social:
  • Conciencia: Analizar y reconocer lo que hemos hecho como marca o empresa, posteriormente establecer y generar estrategias de comunicación –awareness- sobre un tema social que se relacione con la esencia de la marca.
  • Reconfiguración 360: adoptar un propósito de cambio, alinear los valores, acciones y mensajes de marca a favor de este.
  • Experimentación: ejecución tangible de la causa social que se apoya.
  • Movimiento: provocar un movimiento social para erradicar viejas creencias, buscando promover la vanguardia.

Incorporar en una empresa la RSC es un aspecto fundamental y debe tomarse con sinceridad y seriedad desde el primer momento. No es algo que una marca puede probar para luego abandonar, es un camino a construir que se debe ir profundizando a lo largo del tiempo ya que las causas sociales no son una moda. Por eso planteamos cuatro premisas que las marcas deben tener presente al momento de pensar en la RSC”, comenta Jaspar Eyears.

  1. Responsabilidad. Si bien nunca es tarde para reinvindicarse y actuar, es necesario actuar lo antes posible.
  2. Consistencia. Decirlo y compartirlo no es suficiente, hay que demostrarlo con hechos.
  3. Sensibilidad. Hay que partir de un esfuerzo honesto que aporte valor a la cultura de los usuarios.
  4. Medición. Para conocer si el camino es el correcto hay que medir las acciones más allá de la reputación que se obtenga, es importante que el cambio de la empresa sea real.

A través de este reporte, Another Company busca mostrarles a las marcas el poder que tienen en sus manos, que comprendan su rol, y que lo capitalicen en causas sociales de importancia para su comunidad pero sin olvidar las obligaciones que esto conlleva. Si se busca y trabaja por el cambio, nunca es tarde.

KEEP READING

Resiliencia y sostenibilidad pandémica

31 julio 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en Resiliencia y sostenibilidad pandémica | Conocimiento |

Si hay algo que nos ha quedado claro durante los últimos meses, es que la pandemia nos ha empujado a repensar, no solo el modelo de sociedad en el que vivimos, sino la forma en como está construida nuestra economía a nivel local y mundial. Desde sus inicios, la globalización ha sido objeto tanto de críticas, como de alabanzas; sin embargo, el COVID-19, ha puesto foco sobre las deficiencias de un sistema que asumimos como único modelo de desarrollo en buena parte del mundo.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) nació como una herramienta para encontrar un equilibrio entre los aspectos económicos, sociales y ambientales, entendiendo que la empresa no opera en un sistema paralelo o alejado de la realidad social, sino que es un actor que puede impactar de forma positiva o negativa, su entorno.

A lo largo de los años, hemos visto como distintas empresas y organizaciones han liderado este movimiento responsable, celebrando los éxitos alcanzados y señalando las áreas de mejoras. Se construyeron iniciativas como el Pacto Global de las Naciones Unidas, para asesorar y acompañar al sector privado comprometido con la sostenibilidad. En Centroamérica, desde hace veinte años, nacieron las primeras organizaciones dedicadas al impulso de la RSE. En Panamá, Sumarse, concretamente, vio la luz en el año 2009, con el objetivo de agrupar y movilizar al sector privado y a los actores que trabajan por el desarrollo sostenible del país.

El mensaje de todos estos actores ha sido unísono a lo largo del tiempo: No podemos seguir operando bajo un sistema que deja de lado las necesidades básicas del ser humano. Y es que, a pesar de que el mundo ha visto como la pobreza se ha reducido de forma gradual, otros elementos como el cambio climático, la desigualdad, la educación de calidad o el trabajo decente, han ganado relevancia. Hoy, la pandemia, pone en jaque los avances que hemos alcanzado en todos los niveles, pero, sobre todo, acrecienta las grietas de un sistema que se olvidó de poner a las personas en el centro.

Esto nos pone frente a la oportunidad de construir un sistema más justo y dirigido a atender las demandas de nuestro tiempo, que nos permita, como señala McKinsey & Co. en un reciente informe, repensar el contrato social, donde las instituciones, empresas y organizaciones vayan en línea con las expectativas de la ciudadanía; redefinir el futuro del trabajo y el consumo, entendiendo el impacto de la pandemia en la generación de empleo y en las nuevas costumbres que adoptarán los consumidores; y, por último, transitar de la globalización de las cadenas de suministro a un modelo regional, que permita gestionar mejor futuros riesgos de producción, logística y transporte.

Ante este escenario, es importante que las empresas y organizaciones reequilibren sus prioridades. Los modelos de negocio resilientes y socialmente responsables, ya no son opcionales, sino la única ruta para recuperar la actividad económica y empresarial de nuestros países. Hoy, el Objetivo de Desarrollo Sostenible 17, Alianzas para alcanzar los objetivos, cobra más relevancia que nunca. Por ello, todos los sectores productivos, deben poner a disposición, no solo su conocimiento, sino el compromiso para avanzar en la construcción de sociedades verdaderamente justas y sostenibles.

Bruno Basile es director ejecutivo de Sumarse – Pacto Global Panamá, la organización que impulsa la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y los 10 Principios del Pacto Global en el país. Es vicepresidente de la Junta Directiva de Dircom Panamá.

KEEP READING

De Fake news a Infomedia

31 julio 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en De Fake news a Infomedia | Conocimiento | , ,

Antes de los medios digitales, la comunicación bajaba de medios tradicionales a las personas y de ahí se llevaban a las mesas de discusión, comidas o charlas entre amigos. Actualmente, la información llega a directamente a cada persona, bien sea por lo que consume regularmente o porque los cercanos a esa persona lo publican. Estos contenidos pasan de lo privado a lo público y regresan, de lo público a lo privado.

Las noticias falsas o fake news las podemos describir como un contenido de cualquier tipo que de manera deliberada pretende posicionar, en un vacío de información, una historia imprecisa o falsa; con la llegada de los medios digitales, la velocidad y el tiempo se acortaron y no hay una barrera real contra la viralización de las mismas.

1. ¿Son dañinas las noticias falsas?

La noticia per se no es buena o mala, lo que cuenta es la intención que hay detrás de la difusión de la misma de tal manera que las noticias falsas pueden afectar nuestra economía, inversiones y el valor de nuestros negocios.

Adicionalmente a la intención, al ser seres sociales, al agruparnos por intereses y comportamientos en comunidades -actualmente más digitales-, tendemos a polarizar nuestras creencias y terminamos defendiendo versiones más extremistas que antes de pertenecer a esas comunidades.

El medio también es importante: los medios digitales privados como Whatsapp o los grupos de Facebook, al tener como miembros a familiares, amigos o conocidos cercanos con los que se comparte no solo una visión conjunta sino un lazo emocional, hacen que no se verifique el contenido ni la fuente.

2. Gradientes en las noticias falsas

Rara vez una noticia es 100% falsa, hay gradientes en la manipulación del contenido para posicionarlo aprovechando que existen vacíos de información.

3. Infodemia

La llegada de la pandemia a nivel mundial, el encierro de grandes poblaciones, la preocupación por la salud y la economía, trajo consigo una avalancha sin precedentes de información a nivel mundial. Esa cantidad de información relacionada con el tema en particular se denomina infodemia.

Esa multiplicidad de información, también con gradientes, se une a la ya existente bajo el paraguas de noticias falsas, que dificulta que las personas puedan seleccionar el contenido de fuentes confiables y fidedignas.

En el siguiente cuadrante explicamos la manera en la que se puede clasificar el tipo de contenidos y las audiencias que generan las opiniones.

Los contenidos pueden clasificarse por nivel de especulación e impacto:

  1. Datos duros que causan alto impacto emocional en las personas; generan estrés, inducen estado de alerta y llevan a las personas a actuar.
  2. Información no confirmada que causa alto impacto emocional, provoca paranoia en las audiencias digitales y lleva a las personas a actuar.
  3. Datos duros que causan impacto emocional moderado o bajo en las audiencias digitales y las mantienen informadas.
  4. Información no confirmada que provoca impacto emocional moderado o bajo en las audiencias digitales y que las mantienen expectantes.

Y las cuatro grandes audiencias que promueven ese tipo de contenidos pueden ser clasificadas en:

  1. Iluminados, aquellos que inventan teorías en las que piensan un nuevo orden.
  2. Conspiradores, que crean teorías basadas en sus prejuicios y miedos.
  3. Técnicos, que son pragmáticos que buscan prever el futuro.
  4. Científicos, que se basan en números para definir y crear el futuro.

4. Qué tendríamos que implementar para disminuir las noticias falsas y la infodemia

Así como los países están luchando para evitar la propagación del virus, asimismo lo tenemos que hacer con la información falsa. Desafortunadamente no hay una cura como lo sería una vacuna, por lo que hay que actuar en diferentes frentes:

1.Consumidores

Como todo, es un tema de educación. Es necesario educar a los consumidores de contenidos a desconfiar de las letras en mayúsculas, de las URL´s que se parecen a los sitios que usualmente consumen, verificar si otras fuentes confiables traen la noticia, realizar una búsqueda inversa de las imágenes y videos que trae el contenido y analizar la sección de “acerca de” o “about” del sitio.

2.Plataformas de dispersión

Aunque algunas plataformas como Twitter, Facebook y YouTube están implementando nuevas maneras de localizar y bloquear las noticias falsas o manipuladas gracias a la inteligencia artificial, mientras el modelo de negocio de las mismas siga siendo el de la publicidad, será muy difícil lograr un avance significativo, porque seguirá prevaleciendo el dinero del anunciante sobre la calidad del contenido.

Una de las soluciones probables sería la de cambiar el modelo de publicidad a suscripción. El usuario tendría que pagar por el contenido. Asimismo, es modificar los algoritmos que tienden a polarizar a los usuarios al presentarles solo contenido que se parece al grupo de personas con las que se relaciona o a las páginas que dan like, porque eso sesga aún más la información que recibe y no permite crear otros juicios de valor.

3.Gobiernos y autoridades

No es la generalidad, pero varios gobernantes son partícipes de la dispersión de noticias a medias, conspirativas o incluso falsas, en aras de desviar la atención de temas o anticipar una respuesta negativa ante la crisis. Sobre todo aquellos gobiernos con tintes populistas.

En este sentido, el trabajo debe ser a nivel mundial, de incentivar penas estrictas a la difusión de contenido falso de manera deliberada, así como fortalecer leyes que promuevan la responsabilidad en línea.

Asimismo, de entidades autónomas que puedan ser fuentes fidedignas de comprobación de los hechos.

4.Tecnología

El avance de la ciencia de datos ha permitido crear algoritmos que puedan no solo identificar las noticias falsas sino de manera eficiente predecir la creación y propagación del contenido. La anticipación se logra entendiendo los patrones de comportamiento de las audiencias de interés en medios digitales cuando viaja el contenido de lo privado a lo público y, para entender el impacto, se requiere analizar los patrones de las reacciones de dichas audiencias.

En todo esto, el problema fundamental es quién decide o podría decidir si algo es verdadero o falso. La respuesta está lejos de ser resuelta.

KEEP READING

Entrevista: El Papel de los profesionales de la Comunicación

31 julio 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en Entrevista: El Papel de los profesionales de la Comunicación | Conocimiento | ,

Paula Portugal Mendes, Directora General de APCE – Asociación Portuguesa para la Comunicación Corporativa, explica cómo el papel de los profesionales de la comunicación se ha afirmado, aún más, en los últimos meses que hemos experimentado una pandemia.

La Directora General de APCE hizo un balance de los últimos meses de actividad de APCE, en un año de celebración del 30 aniversario de la asociación portuguesa. Esta entrevista resulta ser un momento de representación y reconocimiento de los esfuerzos de los comunicadores durante este período pandémico que, como la periodista Ana Marcela (Jornal Dinheiro Vivo) tituló «estuvo a la vanguardia de la lucha contra el covid-19».

Paula Portugal Mendes incluso dijo que los profesionales de la comunicación tienen en su ADN «una enorme capacidad para reaccionar rápidamente, ser creativos y disruptivos, una enorme dedicación, y que encuentran soluciones frente a enormes adversidades, transformando las crisis en oportunidades reales».

LINK ENTREVISTA

KEEP READING

Nuevo Paradigma de la comunicación interna. De emisores a facilitadores de conversaciones

31 julio 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en Nuevo Paradigma de la comunicación interna. De emisores a facilitadores de conversaciones | Conocimiento | ,

La penetración de los smartphones, las redes sociales y la importancia que tienen dentro del marketing digital es irreversible. Hoy internet está presente en la vida de más del 70% de la población mundial, el número crece mes a mes, y en algunos países ya llega al 95%.

Los usuarios diagramamos nuestra rutina desde nuestros celulares, usando Google, Facebook, Amazon etc. ¿Alguien se imagina su vida sin su celular? Hoy imposible.

Las organizaciones están compuestas por personas, que son parte fundamental de la compañía y a la vez clientes, los primeros clientes.

Por esto podemos afirmar que no puede existir una comunicación que genere incoherencias entre los mensajes dirigidos a los equipos internos y los clientes, ya que en la configuración de la opinión publica interviene tanto la comunicación interna como la externa.

Este fue, en algunas empresas sigue siendo, el gran problema de la CI durante años. Nos comunicábamos distinto hacia dentro de las organizaciones (colaboradores) que hacia afuera (nuestros clientes). Por un lado éramos formales y distantes y por otro informales y cercanos.

Pero se presentó una nueva necesidad que buscaba ser satisfecha. Hablar hacia dentro como hablamos hacia afuera. Este surgimiento generó cambios en la forma en que nos comunicamos internamente, los canales que usamos y el rol de los comunicadores dentro de las organizaciones.

Cambiaron los canales y las formas en que las personas se vinculan. Con el surgimiento de las redes sociales, quedó atrás el concepto de información vertical, unilateral y absoluta para dar paso a la construcción de información colectiva, horizontal, democrática y dinámica.

Podemos plantear al paradigma pre redes sociales y el rol de comunicador interno como Emisor de Comunicaciones

La acción termina con la comunicación, una vez realizada no teníamos feedback y no sabíamos si se había entendido o cumplido con su objetivo. Era Unidireccional y Jerárquica.

En el nuevo paradigma, el rol del comunicador interno pasa a ser un Facilitador de Conversaciones. La acción comienza con la comunicación. En este caso tenemos múltiples Emisores dentro de toda la organización, una comunicación multidireccional y sin jerarquías

Así tenemos una evolución de las intranets a modelos de colaboración social interna que toman las herramientas y mejores prácticas de las plataformas sociales por las cuales nos comunicamos con nuestros clientes.

Así tenemos nuevas herramientas de comunicación interna que son las vedetes de las organizaciones, Workplace, Yammer, Teams, Starmeup, entre otros.

Nos permiten comunicarnos, reconocer, aprender y compartir información con una mirada 360 de la organización.

Además, estás herramientas ayudan a HR y a los líderes a mejorar la escucha activa. Achican las brechas geográficas con los distintos miembros de las organizaciones. Así escuchamos y nos enteramos del feedback de nuestros colaboradores internos mucho más rápido, ya sea de lanzamientos, novedades y reacciones de nuestros clientes/usuarios y eso nos permite aprender y tomar más rápido las oportunidades de mejora.

Desde comunicación interna seguimos el camino de nuestros primos de marketing digital y ahora. Segmentación y priorización de información, tenemos Portabilidad y usabilidad, damos Feedback constante e inmediato, usamos Analytics y decimos con datos y empezamos a investigar y utilizar Bots.

Este recién es el inicio de una nueva era para la comunicación interna.

KEEP READING

Negocios y solidaridad en tiempos de pandemia

31 julio 2020 |by Fundacom | Comentarios desactivados en Negocios y solidaridad en tiempos de pandemia | Conocimiento | , ,

Durante algunos años, las empresas han sido invitadas a repensar su razón de existir en el mundo. Si en el pasado, la presión por los resultados de los accionistas era una fuente importante de preocupación, hoy en día la relación de la marca con el mundo, las personas y el futuro también está en la lista.

Muchas corporaciones ya han asimilado este movimiento y, por esto, se han vuelto más atractivas para los inversores, especialmente porque dirigen esfuerzos en las áreas de Medio Ambiente, Gobernanza y Responsabilidad Social o ESG (Medio Ambiente, Sociedad y Gobernanza), un término que ha ido ganando más espacio en las reglas comerciales contemporáneas.

Esta evolución corporativa comenzó hace décadas, sin embargo, se estaba moviendo a un ritmo más lento y sin foco antes de este fatídico año de 2020, cuando la pandemia de Covid-19 alentó a miles de empresas a poner en práctica o reforzar iniciativas de Responsabilidad Social. Aunque para muchos la práctica se limitó a acciones específicas, lo más interesante de este movimiento es observar el desempeño de las grandes corporaciones que ya tenían ESG en su cultura y su capacidad para reaccionar ante el escenario de crisis. Prueba de que el negocio y la sostenibilidad van de la mano.

El número 78 de la revista Forbes, publicado en junio, presenta como una historia de portada la lista de las 100 compañías donantes más grandes durante la pandemia, dando un importante protagonismo a las compañías «solidarias» en una publicación autodenominada como la más importante del mundo para los negocios y la economía. Otra señal de nuestros tiempos.

Del 31 de marzo al 14 de julio, se donaron casi seis mil millones de reales. Las compañías financieras encabezan la lista de donantes, con 1.800 millones. Los siguientes son la industria de alimentos y bebidas y la industria minera. Los datos provienen del Monitor de Donaciones Covid-19, una iniciativa de la Asociación Brasileña de Recaudadores de Fondos.

El sector de los actores y los números impresionan. Indican el movimiento de las organizaciones para promover realmente los cambios a través de actos de «solidaridad», que ayudarán a las instituciones beneficiadas y a las personas, así como a sus propias empresas, en escenarios de mediano y largo plazo. Ellos lo saben bien.

Estas son iniciativas recomendables y necesarias para el momento que estamos viviendo También carecen de un nuevo significado cuando pensamos en el mundo pospandémico, cuando podremos percibir con mayor claridad la legitimidad de las acciones de solidaridad.

Solo hay dos caminos posibles para estas organizaciones. El primero, el del olvido, muy probablemente para aquellas que vieron la crisis como una oportunidad de marketing para «vender pañuelos para limpiar las lágrimas» de una sociedad que necesitaba alternativas para superar el momento.

El segundo, más coherente y con resultados a largo plazo, para empresas que tienen la sostenibilidad como estrategia en la planificación de actividades y en las relaciones con toda la cadena de valor. Aquellos, aparentemente, más decididos a evitar las lágrimas antes de vender los pañuelos. Incluso porque es de esta estrategia que vendrá su supervivencia.

La solidaridad se puede definir como el apoyo para satisfacer las necesidades materiales o emocionales de alguien. Es natural que en una pandemia, las personas sean más sensibles y propensas a ellas, ya que es parte del instinto de la vida humana. Para las organizaciones, no es diferente, y la razón para ser solidarios también implica estar vivo y en el juego, en crisis y especialmente fuera de ella.

Las causas sociales deben ser parte de la estrategia, así como la gobernanza y la estrategia medioambiental. Determinar estos indicadores y actuar para hacerlos realidad, especialmente en situaciones normales, es esencial para tener bases sólidas, reaccionar o incluso seguir existiendo en un planeta y en una sociedad saturada con el modelo donde las ganancias son mayores solo para una parte.

KEEP READING
Página 1 de 1012345...10...Última »