8-marco-herrera

En búsqueda de la excelencia en la comunicación

Marco V. Herrera

Investigador de comunicación

Latin American Communication Monitor

Es investigador de comunicación para el Latinamerican Communication Monitor, estudio mundial de la gestión de la comunicación. Licenciado en Publicidad y Maestro en Comunicación para la Alta Dirección por la Universidad de la Comunicación en México. Tiene más de 25 años como consultor en comunicación estratégica, asuntos públicos y gestión del cambio para empresas públicas y privadas en toda Latinoamérica. Fue Presidente de PRORP, la Asociación Mexicana de Profesionales de Relaciones Públicas; Miembro de la Comisión Mundial de Investigación del Institute for Public Relations. Participó en la redacción de los Acuerdos de Estocolmo.

Con la presentación de los resultados del Tercer Informe del Latinamerican Communication Monitor 2018-2019, se complementan de gran manera la información y los parámetros del modelo de excelencia en comunicación presentados en la anterior versión del estudio.

La gran ventaja es que con esta nueva información, los directivos, gerentes y administradores de la comunicación pueden ampliar los parámetros para buscar la excelencia en sus departamentos y su gestión diaria del manejo de la comunicación.

El estudio 2018-2019 presenta las mediciones a nivel Latinoamérica sobre cómo los comunicadores de 19 países gestionan la comunicación estratégica y sus principales retos, como son: las fake news, la confianza, información para la toma de decisiones, liderazgo, satisfacción, estrés y el compromiso laboral de la gestión.

Uno de los principales  datos que arroja el estudio y se convierte en el gran reto para los comunicadores de la región es que solamente el 20% de los departamentos han sido calificados con el nivel de excelencia, lo que resulta preocupante y valida la problemática natural que los comunicadores enfrentamos al seguir teniendo pocos recursos humanos y materiales para el desempeño de la función dentro de las organizaciones.

En mi opinión, la digitalización ha agravado este eterno problema de los comunicadores, ya que gracias a la velocidad del cambio digital han surgido nuevas prioridades y preocupaciones directamente relacionadas con enfrentar la evolución digital, el uso de la tecnología y lidiar con demandas de mayor transparencia. Después de estas nuevas prioridades, aún sigue vigente la eterna necesidad de fortalecer el rol de la función de la comunicación y, por lo mismo, solicitar internamente en las empresas por más recursos financieros para apoyar administrativamente a las áreas y al personal que labora en la función.

De hecho, esta nueva tendencia de la digitalización está cambiando y afectando la aplicación de los recursos en los departamentos de comunicación, éstos han tenido que aumentar las inversiones para enfrentar el flujo de información del Internet y las redes sociales. Ahora se necesita invertir en monitoreos digitales, tecnología, algoritmos, influencers, desafortunadamente no se aumenta la inversión para aumentar las habilidades, confianza y desempeño de los equipos de trabajo.

Es por eso que los resultados de este segundo estudio se convierten, para los comunicadores, en la mejor prueba científica y modelo con la que podrán, por una parte, demostrar a la alta dirección las tendencias y necesidades de la comunicación a nivel regional y por país; y por otra, definir y adecuar un modelo de excelencia para mejorar el desempeño de la función y operación de la comunicación.

A partir del análisis de la última versión del estudio, me surgieron algunas preguntas que dejo para que los comunicadores las resuelvan y traten de ver su función de una manera distinta: ¿Estamos preparados yo y mi equipo de trabajo para enfrentar las fake news? ¿Qué información de valor genero? ¿Qué otro tipo de informes podemos elaborar que puedan darle más valor a mi área? ¿Cuáles son los principales retos y prioridades estratégicas de la empresa y de mi área? ¿Evalúo y conozco la confianza y el compromiso de mis colaboradores de manera permanente? ¿Me ocupo del estrés que se genera en mi oficina? ¿Evalúo o conozco la satisfacción laboral de mi equipo de trabajo? ¿Cómo es la política de salarios con mi equipo de trabajo? ¿Yo y mi equipo somos más coaches que operativos? ¿Uso big data y algoritmos para generar información?

Respondiendo estas preguntas podremos empezar a crear un plan estratégico para convertirnos en un departamento de excelencia en la comunicación.

Etiquetas: