Marcas, el nuevo reto de comunicación al que se enfrentan

Óscar Cumí

Experto de marketing de Influencia y microinfluencers.

Conferenciante de Thinking Heads. Miembro del catálogo TOP 100 conferenciantes

Óscar Cumí es uno de los expertos más reconocidos del marketing de Influencia y microinfluencers, conferenciante a nivel nacional e internacional en la materia.

Es director del Posgrado en Marketing Digital & e-Commerce por Euncet Business School (UPC). Consultor y conferenciante en el sector del influencer Marketing. Especializado en marketing de microInfluencers, confeccionando campañas de hasta 10.000 microInfluencers de forma simultánea, para promocionar productos y servicios de todo tipo de marcas. Consultor para multinacionales, startups y pymes a través de la agencia Mr. Who. Docente en varias universidades y Business Schools, como UDG, UAB,UOC, UDEM y Euncet. Fundador de los eventos de YouTubers TMDay (premiado en 2017 como la mejor acción de marketing en las redes por AENTEG) y fundador de los eventos sectoriales de Marketing de influencers, IMDay.


En los últimos años el concepto de  Transformación Digital entendido  como el proceso de integrar las nuevas tecnologías en todas las áreas de una empresa  para ser más eficientes y competitivas, ha sido un tema recurrente y tendencia, aunque realmente  se ha implementado mucho menos de lo que se presuponía.

Hemos sido testigos de esta cruda realidad en el momento en el que la pandemia del COVID-19 nos ha condicionado por completo, tanto  nuestro entorno como en los hábitos de conducta y consumo.  En esta situación, hemos visto como muy pocas compañías tenían implementada una transformación digital.

Si la Transformación Digital era para muchos una opción,  ahora ha pasado a ser una obligación.  Ya no existe la Transformación Digital, existe la Adaptación Digital , que aunque parezca lo mismo, no lo es. En la transformación, las acciones  son proactivas y tienen como finalidad optimizar procesos y ser más competitivos, mientras que en la adaptación,  las acciones son reactivas, con la finalidad de no quedarse desfasado y fuera del mercado.

En la comunicación es donde vemos uno de los ejemplos más  palpables del significado de Adaptación Digital. Zoom, Skype, Jitsi, Streamyard, como tantas otras plataformpandemia. No es, por lo tanto, una cuestión de tecnología sino de Mindset, es decir, una mentalidad con un ADN real en Transformación Digital.

Ahora no solo utilizamos  estas herramientas en el ámbito empresarial sino que también se han convertido en herramientas de uso masivo por parte de la población para poder estar en contacto con sus familiares.

¿Cuál es el reto actual  al que se enfrentan las marcas  en la Comunicación?

Una de las múltiples consecuencias del COVID-19  está siendo el cese de la actividad comercial total o parcial de múltiples sectores. Esta situación les ha llevado incluso a una parálisis de comunicación con todo sus stakeholders (clientes, proveedores, empleados, contacto). Si existe algo más negativo después de no poder ejercer la actividad comercial, es precisamente el NO comunicar.

Hoy más que nunca las marcas tienen que  revisar y conocer muy bien  su particular  Customer Journey Map, es decir, el proceso de compra que utilizan los clientes o potenciales clientes para adquirir los productos o servicios de las diferentes marcas. El proceso ha variado significativamente, ganando todavía mucho más terreno los medios digitales. Las marcas deben estar presentes en cada una de las fases de sus respectivos Customer Journey (Awareness, Consideration, Purchase, Loyalty,Advocacy) de una forma eficiente y adaptando el contenido y formato según la fase y el medio de interacción,  ofreciendo el mínimo de fricciones a los usuarios para que obtengan la mejor experiencia posible.

El contenido  de valor adquiere aún mayor relevancia  

Estrategias de Marketing que se han popularizado en los últimos años como es el inbound Marketing, que tienen como finalidad atraer y seducir a nuestro público objetivo / Buyer persona. Tienen como principal herramienta para alcanzar ese objetivo, la de crear y distribuir contenido de calidad.  Entendemos como contenido de calidad aquel que realmente sea de interés y utilidad para la  comunidad a la que se dirige. De hecho, las marcas tienen una tendencia a hablar demasiado en primera persona en redes sociales (características de sus productos, de sus oficinas, su presencia en ferias) aunque realmente sea un error.

Hoy en día, en la llamada  “nueva normalidad”, no solo las marcas tienen que esforzarse más en generar  contenido útil sino que el formato también tiene que ser de calidad.

Uno de los formatos a los que más se está recurriendo es a los directos (streamings), ya sean videocoferencias o seminarios web. Esto es así porque es el formato que más se asemeja a los formatos presenciales permitiendo al usuario interactuar con su audiencia  en tiempo real, aunque sea a través de un monitor. Es aquí donde las marcas están necesitando un periodo de adaptación para ofrecer un formato profesional y no amateur. Estos días estamos viendo grandes marcas con errores de audio, imagen, plano y conectividad, etc. Errores propios y permisibles en el ámbito doméstico pero no el ámbito profesional ya que condiciona directamente al contenido que se esté ofreciendo.

Este formato directo tiene que ser similar a la realización de un programa de TV o de los vídeos de reconocidos youtubers. Audios impecables, riqueza en los planos y medios para interactuar con sus audiencias.

Dicho esto, ofrecer contenido de calidad tanto en el fondo como en el formato no va a ser suficiente para que las marcas  impacten con la densidad y reiteración  suficiente a sus audiencias. Se van a tener que apoyar en creadores de contenido que, a base de compartir su expertise o experiencias en redes sociales,  han sido capaces de generar una audiencia fiel. Estos creadores de contenido tienen capacidad de incidir en la toma de decisiones de sus audiencias, y sí, me estoy refiriendo a los Influencers, MicroInflunencers y NanoInfluencers. Marcas personales que ya llevan mucho tiempo ofreciendo contenido de calidad, de ahí que también se denominen “creadores de contenidos “

Llevo desarrollando durante estos últimos años  de mi carrera profesional, acciones con MicroInfluencers, contando con hasta 10.000 MicroInlfuencers en alguna de ellas de forma simultánea y para una marca concreta. Puedo afirmar que su capacidad de prescripción es altísima y que es el complemento perfecto para el buen contenido que deben crear las marcas.

Muchos de los paradigmas por los cuales nos regíamos han dejado de existir, pero hay una máxima que tiene ahora más valor que nunca:

“No es el más fuerte ni el más inteligente el que sobrevive sino aquel que se adapta mejor al cambio”

Charles Darwing, (“El origen de las especies”, 1859 )

 

Conferenciante de Thinking Heads. Top 100. 

Etiquetas: