¡Qué año hemos vivido! (…ó sobrevivido?)

Olga Oro

CEO

Mex PR Digital VP de PRORP, Asociación de Profesionales en relaciones Públicas de México

-

Todo lo que estamos viviendo en este 2020 es novedad, en el aspecto profesional, los cambios por los que hemos pasado los últimos ocho meses han sido gigantescos.

Nunca en la historia de la actividad profesional de las Relaciones Públicas habíamos pasado por tantos cambios y esta intensa necesidad de adaptación inmediata para responder a las necesidades de nuestros clientes y empresas, hemos aprendido rápidamente a trabajar desde casa, somos unos expertos ya en las videoconferencias y eventos en línea y nos mantenemos al día en las innovaciones tecnológicas que nos permitan realizar nuestras actividades de manera más profesional.

Justo hace unos días despertamos con la noticia de que uno de los más importantes fabricantes de autos, Tesla, había decidido desaparecer su departamento de Relaciones Púbicas, si, a todos.

Profesionales que formaban parte de este gran equipo fueron reasignados a diferentes áreas con otras responsabilidades y otros se fueron a hacer PR a otras empresas.

Esto nos lleva a preguntarnos si este no será un ejemplo para las otras grandes corporaciones…

Este movimiento fue considerado por varios observadores de la industria como un movimiento para demostrar que el departamento de Relaciones Públicas de Tesla no puede competir con los casi 40 millones de seguidores de Musk, aunque también deja ver su poca tolerancia a las críticas.

Elektrek, un sitio de noticias que escribe sobre la industria de transporte fue el primero en reportar el movimiento y comentó “aparentemente decidieron que no necesitan de una buena relación con los medios”.

Este tipo de reacciones y movimientos de las grandes empresas nos obliga hoy más que nunca, a analizar la oferta de valor que ofrecemos a nuestros clientes. debemos tener muy claro lo que hacemos por ellos y con ellos.

Muy probablemente el departamento de Relaciones Públicas de Tesla tenía como objetivo primordial la relación con medios, la cual es una parte fundamental para construir una buena relación que nos permita comunicar mejor los objetivos de negocio, los productos y todo lo que sucede dentro de la empresa, pero también en caso de alguna crisis, sabemos que tendrán una actitud más receptiva y analítica para entender lo que está pasando y de esa manera transmitirlo.

El dejar a la deriva la comunicación directa con medios puede afectar a cualquier empresa. Contar con una asesoría constante de comunicación estratégica y Relaciones Públicas es un elemento crítico actualmente del manejo de la reputación corporativa.

El caso de Tesla es muy particular, su posición en el mercado le permite enfocarse mas en las relaciones con inversionistas y tratar de cubrir la parte de comunicación con sus redes sociales, para lo cual deben de tener una estrategia de comunicación determinada.

No creo que el caso de Tesla pueda ser replicado por cualquier corporación, el prescindir de una asesoría constante de comunicación estratégica es un movimiento muy arriesgado que los puede llevar a perder rápidamente el lugar que han ganado en el terreno de comunicación y reputación.

Veremos que otros cambios sorpresivos tendremos en este 2020, y las consecuencias de ellos, las estaremos comentando juntos.