INSCRBETE YA A CIBECOM'2019!

NOTICIA3-OPINION

Tres tendencias de la comunicación interna

Adevani Rottera

Fundadora y directora general

Ação Integrada

Adevani Rottera, fundadora y directora general de Ação Integrada, una de las principales consultorías en comunicación y relación con colaboradores del país. Formada en Relaciones Públicas (UEL), con especialización en marketing (UFPR) y especialización internacional en comunicación interna (ABERJE). También es consultora formada por Adigo.

Realiza diagnóstico, planificación estratégica y consultoría de clientes, además de liderar el equipo y gestión de Ação Integrada. Es apasionada por el construir juntos, pues, para ella, la fuerza transformadora está en el diálogo y en el trabajo colaborativo.


Para que las personas se sienten parte de las organizaciones y se comprometan con su filosofía, es necesario involucrarlas en la narrativa.

¿Sabía usted qué en un minuto, mientras se inicia la lectura de este texto, se envían 156 millones de correos electrónicos, se intercambian 16 millones de mensajes por Whatsapp y se realizan 3,5 millones de búsquedas en Google? Hasta ahora, ninguna novedad, solo la confirmación de lo que ya sabemos: todos se están comunicando todo el tiempo.

Aquí traigo una reflexión: ¿Será que estamos acompañando a ese ciudadano-internauta-colaborador en la comunicación interna de nuestras organizaciones? Algunos hallazgos de la Encuesta de Tendencias 2018 en Comunicación Interna, que presenté en el Aberje Trends, a finales de abril en São Paulo, muestran que estamos evolucionando. En este artículo escribo algunos hallazgos de la Investigación cruzándolos con las tres características de la Comunicación Interna 4.0.

Tendencia Curaduría de contenidos

Los cuatro principales temas que los participantes citaron como prioritarios este año son: Beneficios y programas de RRHH (66%), Cambios en la empresa (56%), Objetivos y estrategias en la empresa (53%) y Propósito y Cultura de la empresa (43%).

Creo que las cuestiones más relevantes son también las más filosóficas: quién soy, a dónde voy y cómo voy. En mi opinión, estas son las preguntas más estratégicas para ser transformadas en las principales narrativas de la empresa. Esto significa que, además de información sobre lo que el colaborador necesita hacer y cómo hacerlo, es necesario que el propósito de la empresa, así como las estrategias y metas de negocio, estén claras para él.

Otro hallazgo apunta a que el 7% de los participantes dicen tener como desafío equilibrar la cantidad de información que circula en la empresa. Sabemos que la “infoxicación” alcanza gran parte de las organizaciones, pero pocos profesionales perciben esa cuestión. El exceso se vuelve, entonces, natural. A fin de solucionar este problema, debemos actuar más como curadores que publicadores. Esta es la jornada que tenemos que iniciar: analizar, priorizar y publicar, haciendo la curaduría de qué temas son cruciales para las personas.

Tendencia Experiencia

A medida que la tecnología toma cuenta de nuestras vidas, nos identificamos cada vez más con nuestras experiencias físicas y sensoriales. Los hallazgos de la encuesta de tendencias 2018 muestran que el 60% desea utilizar el cara a cara tanto con el órgano de liderazgo como con colegas multiplicadores, 63% planea hacer activaciones y 67% desea utilizar la cara a cara con el órgano de liderazgo para promover campañas.

La práctica del día a día, sin embargo, todavía está lejos de los deseos. Estamos más enfocados en canales como el e-mail (76%), cartelera de impresos (51%), alta dirección y newsletter (39%), intranet (38%) y gestor inmediato (37%).

Estamos en constante evolución y debemos tener en cuenta que para que las personas se sientan parte de las organizaciones y se comprometen con los comportamientos necesarios, hay que conectarlas e involucrarlas en las narrativas.

Tendencia Monitorización

Esta es la tendencia que estamos más lejos de alcanzar. Aunque el 66% considera muy importante medir, el 58% rara vez o nunca consigue presentar un retorno financiero generado con las acciones de comunicación. Hay otros hallazgos: el 58% de los participantes citaron que tienen planificación estratégica; 46% prioriza sus objetivos en los mensajes del día a día y apenas 31% mensura esos objetivos. De forma general, esos datos indican que estamos planeando estratégicamente, pero nos desprendemos de la estrategia en nuestro día a día.

También se evidencia un deseo: el 53% desea establecer indicadores de comunicación interna y el 45% desea medir cambios de comportamiento. Por otro lado, el 25% no planea dedicar ninguna inversión en medición. Y aquí observamos una acción generalizada como resultado de ello: la medición es la primera línea que se ve afectada en la planificación cuando se quiere reducir costes. Una lástima.

Por último, los participantes de la encuesta apuntaron como principales desafíos para este año lo siguiente: el 77% indicó que el reto radicaba en el compromiso por parte de la alta dirección a ejercer como líder comunicador; el 59% indicó que el reto estaba en un papel más estratégico para el área; 45% planteó el medir las iniciativas de CI y el 43% indicó que el desafío estaba en hacer lo que se tiene que hacer con un equipo reducido. Aquí nos encontramos con aquella máxima: ¿qué viene antes, el huevo o la gallina? Para ser considerados estratégicos tenemos que conquistar la confianza de nuestros líderes, presentando datos y resultados de nuestro trabajo. Esto significa que necesitamos medir nuestras acciones. Haciendo esto hay gran posibilidad de comprobar que somos estratégicos. Si somos estratégicos conquistaremos más recursos y más equipo para hacer lo que hay que hacer.

Conclusiones de las tendencias

  • Ser curador de contenido y consultor de las áreas.
  • Centralizar la estrategia y descentralizar la ejecución.
  • Priorizar, publicando lo que es esencial.
  • Llegó la era de dejar el control para ganar relevancia.
  • Promover experiencias para las personas.
  • Mirar al ser humano de forma integral, en las dimensiones racional, emocional y conductual.
  • Monitorizar los resultados de CI.
  • Desarrollar habilidad numérica y medir más allá del proceso.
  • Medir entendimiento, influencia del mensaje en el comportamiento del colaborador y ROI.

 

Fuente: Aberje

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo si así lo de sea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies